Carles Fité

Las preguntas de Ansu Fati

Hace casi un año que Ansu Fati se lesionó. Era un 6 de noviembre de 2020 ante el Betis. 300 días y 4 operaciones de rodilla después, el jugador vuelve a entrenar con el primer equipo del Barça. Sí, viéndolo así, se puede considerar un fichaje para esta temporada. Un refuerzo de lujo. Bueno, lo de “de lujo” hay que verlo. Por eso, vamos a responder a las preguntas que se nos plantean con la vuelta de Ansu Fati.

 

¿Cuándo?

Esta pregunta se la lleva haciendo el aficionado del Barça desde hace tiempo. Cuando se lesionó en noviembre, se confiaba en que pudiera llegar a la eliminatoria de Champions contra el PSG, igual que Piqué. De hecho, había más confianza en el joven delantero que en el veterano defensa, que por cierto decidió no operarse y hacer recuperación conservadora. Y finalmente, lo que parecía más arriesgado fue más seguro, y Piqué llegó a tiempo a esa eliminatoria de mal recuerdo para los azulgrana.

Dando la temporada pasada por perdida, Ansu Fati confiaba plenamente en volver a jugar en esta. Ya tiene el alta médica y ahora le falta coger el ritmo de competición, lo que se llama el alta deportiva. Y todo parece indicar que volverá a una convocatoria después del parón de selecciones, es decir ni más ni menos que el 11 de septiembre y en un estadio como el Sánchez Pizjuán y ante un rival como el Sevilla.

Pero casi un año parado para un futbolista es mucho tiempo. Y además aquí hay que añadir un valor psicológico. El miedo a volver a poner la pierna, o a volver a lesionarse. Y por lo tanto, nos surge una nueva pregunta.

 

¿Cómo?

Es la gran incógnita que solo obtendremos la respuesta una vez Ansu Fati salte al campo. En competición de verdad. Aunque los entrenamientos nos pueden dar pistas, la incógnita no se resolverá hasta que llegue un partido de verdad. Y no sé si ante el Sevilla es la mejor opción. Pero es que luego viene Champions. Seguramente el domingo 19 en el Camp Nou ante el Granada puede ser una muy buena opción para ver a Ansu Fati volver a jugar y ver qué tal lo hace.

Habrá que tener paciencia por su falta de ritmo, por su falta de confianza y por adaptarse también a este Barça nuevo sin Messi. Evidentemente el factor juventud juega a su favor, y es mucho más fácil resolver todos estos enigmas con 18 años que con 28. Un futbolista no se olvida de jugar a fútbol. Pero ese descaro, esa facilidad de encarar el uno contra uno, ese fútbol ofensivo y vertical, puede verse afectado después de la lesión.

Y no es menor esta observación de saber cómo encaja Ansu en este nuevo Barça de Koeman. Por lo que nos lleva a hacernos otra pregunta.

 

¿Dónde?

Como ya he comentado en otras ocasiones, la marcha de Messi también abre nuevas posibilidades a este Barça. Por ejemplo el hecho de que la banda derecha ya no tiene un propietario fijo siempre. Hemos visto estas primeras jornadas mucha movilidad en los tres de arriba, Memphis, Griezmann y Braithwaite. Pero cuando se vayan recuperando habrá que añadir Ansu Fati, Kun Agüero y Dembelé. Si las lesiones se lo permiten, que no es un detalle menor sobre todo en el caso del argentino y el francés, las posibilidades ofensivas del Barça no están nada mal.

Pero volviendo a Ansu Fati además, tiene una virtud muy destacada que ya demostró en su primera temporada de azulgrana: su versatilidad. Es decir, lo hemos visto hacer buenos partidos por la derecha, por la izquierda e incluso de falso nueve. Porque esta es otra de las virtudes del joven delantero: su matrimonio con el gol. Ve portería con facilidad y tiene muy buen remate. Y en un tridente junto a Memphis y Griezmann, no descartemos a Ansu de falso nueve, con los otros dos flanqueándolos por las bandas.

Eso si Koeman sigue con el sistema de 4-3-3. Ya nos enseñó la temporada pasada que también puede jugar con cinco atrás y solo dos puntas arriba, entonces no descartemos a Griezmann al banquillo si el francés no espabila y a Ansu de titular junto a Memphis si el de Guinea Bissau recupera el nivel que tenía antes de la lesión.

 

En definitiva, el Barça recuperará en los próximos días a una de las grandes promesas del fútbol mundial. Pero necesitamos tiempo para evaluar a qué nivel volverá y qué va a querer hacer Koeman con él. Pero para el holandés, la recuperación de Ansu Fati es aquello que se dice del “bendito problema” del entrenador cuando tiene que escoger entre varios jugadores de talento.

 

Salir de la versión móvil